INSTALACIONES TÉRMICAS

El segundo área en importancia dentro de los trabajos ofrecidos por SMI es el mantenimiento de instalaciones térmicas.

Este área abarca el mantenimiento de sistemas de producción energética, basados en fuentes de energía renovables, como lo son la energía solar térmica, la biomasa o la geotermia,  y convencionales, como el gas o el gasóleo.

Así mismo, abarca también el mantenimiento de sistemas de gestión y optimización energética, tanto en viviendas como en el sector industrial, abarcando el mantenimiento de depósitos de inercia, sistemas de estratificación y ahorro energético, o la limpieza de intercambiadores de calor.

Realizamos el mantenimiento de un gran número de salas de calderas, alcanzando un conocimiento muy amplio de múltiples fabricantes y sistemas de generación y optimización.

Una vez más, el servicio de mantenimiento que ofrecemos a nuestros clientes es totalmente personalizado. Nuestro objetivo común es ofrecer a cada cliente el tipo de producto que desee contratar, adaptándonos a sus necesidades.

SMI abarca el mantenimiento de los siguientes tipos de instalaciones:

  • Sistemas de energía solar térmica
  • Calderas de biomasa
  • Calderas de gas natural
  • Calderas de gasóleo
  • Bombas de geotermia
  • Sistemas de centralización y gestión energética
  • Sistemas de estratificación
  • Salas de caldera y district heating
  • Intercambiadores de calor

SERVICIOS DE MANTENIMIENTO

Los servicios de mantenimiento en instalaciones térmicas que ofrece SMI se fundamentan en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE),  dividiéndose fundamentalmente en dos:

  • MANTENIMIENTO PREVENTIVO
    Operaciones periódicas de verificación y control cuyo objetivo es el de mantener dentro de la normativa vigente y de los límites requeridos las condiciones de operación, prestación, rendimiento y durabilidad de la instalación.
  • MANTENIMIENTO CORRECTIVO
    Operaciones necesarias como consecuencia de la detección de anomalías en el funcionamiento de la instalación.

El plan de mantenimiento preventivo desempeñado por SMI consiste en una exhaustiva verificación funcional de la instalación, evaluándose el estado de los diferentes elementos que la componen.

Generalmente el plan de mantenimiento preventivo va acompañado de un informe técnico en el que se exponen las conclusiones obtenidas tras el análisis de los datos, proponiéndose mejoras y actuaciones correctivas que garanticen el correcto funcionamiento de la instalación.

Mantenemos un registro de cada intervención realizada, generando un verdadero archivo que nos permite conocer con detalle el funcionamiento de cada instalación, lo que nos permite minimizar las operaciones correctivas y maximizar su rendimiento. Para ello nos apoyamos en equipos y tecnologías que nos permiten medir con fiabilidad y exactitud los parámetros de funcionamiento, como cámaras termográficas, bombas auxiliares de llenado, medidores de pH y refractómetros.

Somos proveedores y servicio técnico oficial de múltiples fabricantes de calderas y sistemas térmicos, por lo que conocemos de primera mano y somos capaces de aportar soluciones en múltiples sistemas.

Además, nos hemos especializado en diferentes servicios que complementan nuestras actuaciones preventivas y correctivas:

  • Mantenimiento de grupos de presión
  • Mantenimiento de aljibes y depósitos de inercia
  • Control y mantenimiento anti legionela en depósitos de ACS
  • Limpieza química o mecánica de intercambiadores de placas
  • Mantenimiento y ajuste de sistemas de equilibrado y actuación, bombas, válvulas, caudalímetros…
  • Mantenimiento de circuitos de suelo radiante y refrescante