INSTALACIÓN FOTOVOLTAICA DE 3MW EN FACTORÍA DE MICHELIN, EN VALLADOLID

La planta solar fotovoltaica ubicada sobre las cubiertas de la factoría Michelin en Valladolid, es una de las plantas más importantes de nuestra cartera de mantenimientos. Lo es tanto por su ubicación, tamaño y repercusión mediática, como por sus particularidades y especiales características que dificultan de forma significativo nuestras labores de mantenimiento.

La instalación fue construida en dos fases, para conformar un total de 3,28 MW de potencia. Una de sus principales características son sus módulos, paneles de capa fina CdS/CdTe, con una potencia de entre 75 y 80 W por módulo, lo que da lugar a un despliegue de 42.984 módulos a lo largo y ancho de las cubiertas de 6 naves de la factoría, un total de casi 7 hectáreas de cubierta.

Otra de sus especiales particularidades es que las estructura de todos ellos no está anclada a la cubierta en ningún punto. Todos los paneles y la estructura que los soportan descansan formando un sólo bloque sobre la cubiertas, reduciendo enormemente el mantenimiento de las cubiertas de la factoría.

Sin duda, la mayor complejidad en el mantenimiento de la instalación es el entorno industrial en el que se ubica.

Las diferentes procesos de fabricación obligan a evacuar por las chimeneas y salidas de la cubierta distintos tipos de residuos que afectan de manera importante a la limpieza y por ende rendimiento de la instalación. Su mantenimiento y conservación es vital para garantizar la rentabilidad de la planta.

Una red de tuberías de agua implantada para tal fin y específica para nuestros trabajos de mantenimiento, nos ayuda en gran medida a cumplir con este cometido.

Otra característica especial que dificulta las tareas de mantenimiento es el tipo de módulos Se trata de módulos sin marco, mucho más sensibles a dilataciones, golpes y roturas. Debido a las vibraciones en las cubiertas y a las continuas dilataciones provocadas por los cambios de temperatura, los paneles sufren movimientos que en numerosas ocasiones provocan su rotura.

Trasportar estos módulos a lo largo de los cientos de metros de cubierta tampoco resulta una tarea sencilla. Es por ello por lo que nos ayudamos de una vías sobre las que podemos desplazar unos carros construidos al efecto, y que nos permiten reducir tiempo y recursos, además de salvaguardar el estado de los módulos.